compost casero con Bokashi

Al día de hoy, sin utilizar ninguna clase de fertilizantes nocivos para nuestras plantas o huertas, podemos preparar compost fácilmente en nuestra casa. Este producto orgánico al 100% es un abono natural, rico en nutrientes para nuestras plantas. Si queremos hacer más fértil nuestro jardín sin tener que recurrir a productos químicos, los residuos orgánicos, al contrario de lo que se pueda pensar, representan un recurso indispensable para el medio ambiente.

 

¿Qué es compost?

El compost es un producto que se obtiene tratando diferentes materiales de origen orgánico, como por ejemplo: residuos sólidos, residuos agropecuarios y lodos de depuración. Gracias a un proceso biológico al que sometimos estos elementos, obtendremos este compuesto tan útil para la agricultura y jardinería. De hecho, con esta técnica evitamos la erosión del terreno, y al mismo tiempo proporcionamos nutrientes de manera natural. Por esas simples razones el compost es cada día más usado también en los ambientes domésticos de muchas familias, siendo una solución al mismo tiempo rica en nutrientes y económica.

El compost pueda ofrecer una triple función: Mejorar las propiedades del terreno de nuestro jardín, un rico alimento para nuestras plantas y poder reciclar los residuos de nuestra casa. Además, es importante recordar que esta solución es estratégica ya que es capaz de hacer frente a la importante problemática de las grandes concentraciones de residuos sólidos orgánicos en las ciudades.

 

¿Cuáles son los beneficios de usar un compostador de cocina?

Un compostador de cocina proporcionará un líquido de fermentación, que podrás utilizar como base para obtener un compost de gran calidad. En este proceso convertirás todos los desperdicios que produce tu cocina en compost rico en nutrientes, que resultarán fundamentales para el crecimiento de tus plantas o el cuidado de tu jardín. En este sentido cabe señalar la gran ventaja: toda clase de residuos orgánicos de tu cocina podrán ser compostados. Y por supuesto no hablamos solamente de los vegetales, sino también los diferentes restos de comida, como pescado, carne y productos lácteos.

 

Compostador Bokashi de Hozelock

Si decidimos empezar a utilizar esta técnica y hacernos con un compostador de cocina, sin duda, deberíamos apostar por el compostador Bokashi, líder en su categoría por su funcionalidad y grandes resultados. Este sistema innovador de compostaje doméstico está formado por un cubo de material especial junto a la bolsa de salvado Bokashi. También es importante saber que el plástico utilizado para la creación del bidón se obtiene de materiales reciclados al 100%.

El cubo, además de incorporar la bandeja necesaria para el drenaje, presenta un grifo para hacerse con el líquido fertilizante. ¿Cómo funciona? Gracias al salvado se activa la fermentación de los residuos orgánicos que sirven como base para realizar un compost de primera calidad. Otro punto a favor muy interesante es el olor, visto que gracias a la construcción hermética del sistema el bidón no desprenderá olores desagradables no deseados.

 

¡Convierte TODOS los residuos de cocina en compost rico en nutrientes en unos días!

Hozelock Bokashi proporciona compostación casera. Así podrás dejar de tirar tus desechos de la cocina a la basura y pasarás a fermentarlos en el contenedor hermético gracias a la adición de Bokashi Bran. Esta técnica fantástica ha sido estudiada, elaborada y comercializada desde Japón, utilizando una combinación entre microorganismos eficaces y salvado.

Este proceso se desempeña como activador componiendo automáticamente todos los desechos biológicos que cada día se producen en la cocina. Tras utilizar toda clase de desechos, como carne, pescado o lácteos, en tan solo 5 días. En 15-20 días tendrás a tu disposición un compost natural para tus plantas. Asimismo no podemos olvidarnos de uso en la limpieza de fosas sépticas.

¿Cómo se utiliza el Compostador Bokashi?

Como primera operación, colocaremos 20 ml de activador en la base inferior del cubo, para luego empezar a introducir nuestros restos. Para acelerar la descomposición resultará útil cortar en trozos pequeños los alimentos antes de verterlos en el bidón. Una vez realizado este paso, debemos empacar los residuos, para eliminar al 100% las bolsas de aire. Este proceso se repite en cada capa, colocando 20 ml del activador Bokashi sobre los residuos. Una vez que el cubo esté lleno, tenemos que colocar la cubierta, asegurándonos de que la tapa selle perfectamente.

Desde este momento el proceso se pone en marcha, y nos permitirá recuperar el fertilizante líquido cada 3/ 5 días. Este líquido se puede utilizar para las plantas en dosis de 1/100, obteniendo resultados increíbles. Si el cubo está lleno y lo dejamos cerrado durante dos semanas, podemos seguir abriendo la válvula del grifo para obtener el líquido cada 3/5 días.

Si por el contrario preferimos obtener un Compost para nuestro jardín o plantas debemos esperar los 14 días, y el compuesto orgánico al 100% rico en nutrientes estará listo para fertilizar nuestro jardín o plantas de manera natural.

 

Podrás encontrar más informaciones sobre Bokashi de Hozelock aquí